Aviso Legal

Política de privacidad

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Aceptar Más info

Para no perderte ni un solo proyecto,

coloca el dispositivo en posición vertical.

; )

La Firma

El despacho, en su actual configuración, nace en 2015, con la finalidad de reunir en un mismo espacio físico, y bajo una dirección común, a profesionales de la abogacía que habíamos mantenido una larga y fructífera colaboración a lo largo de varios años.

 

La diferente dedicación sectorial y la especialización mantenida durante su trayectoria profesional por cada uno de los siete letrados que actualmente integran la firma nos permiten abordar con solvencia la asistencia jurídica integral a nuestros clientes, sean empresas o particulares.

Implantación local, actuación global

Nuestra firma se halla sólidamente implantada, y goza de notable prestigio y reconocimiento, en el ámbito geográfico más inmediato, que es donde se centra el mayor volumen de nuestra actuación, y en especial la de naturaleza litigiosa.

Pero, cada vez más, muchos de nuestros clientes desarrollan sus negocios o localizan sus actividades más allá de las fronteras nacionales y comunitarias. En esos casos, tratamos de darles también adecuado soporte jurídico, si es preciso con la intervención de despachos colaboradores ubicados en distintos países y continentes, que comparten nuestros valores y con los que mantenemos una fluida relación profesional.

La excelencia es nuestra meta

Los clientes que nos otorgan su confianza depositan en nuestras manos valiosos y delicados intereses personales y patrimoniales, que merecen ser atendidos con la mayor solvencia posible.

Por ello, sólo podemos concebir y ejercer nuestra profesión guiados por el mayor nivel de exigencia, sin escatimar dedicación, tiempo ni esfuerzo a cada uno de los asuntos, huyendo de soluciones convencionales y valorando las específicas circunstancias y objetivos de cada caso, para idear y poner en práctica soluciones a medida. De ese modo entendemos la excelencia.

Valor no es igual a precio

Defendemos, como valores esenciales y diferenciales del despacho a la hora de afrontar cualquier asunto, la amplia experiencia y la especialización de sus integrantes; la formación específica y continuada para actualizar y ampliar conocimientos y habilidades; y, en fin, la más absoluta implicación en la defensa de los intereses cuya tutela nos es encomendada.

En cada supuesto, calculamos el precio de nuestros servicios según los específicos parámetros concurrentes, y proponemos a quienes recaban nuestra intervención un presupuesto individualizado y ajustado, frecuentemente con un importe fijo y una parte a contingencia (se hace depender del resultado obtenido), como muestra de nuestra implicación y solidaridad con los clientes.

 

Apostamos por los que arriesgan

Admiramos sinceramente a los emprendedores; a los que tienen ideas y proyectos innovadores y tratan de convertirlos en una realidad; a quienes asumen el riesgo del fracaso al apostar por actividades que puedan generar negocio y riqueza para ellos y su entorno.

Nos apasiona apoyar a esos clientes, incluso con tarifas muy reducidas, desde sus primeros pasos, acompañarles en su crecimiento y ser partícipes de su suerte, Por ello mantenemos una especial e intensa dedicación a las empresas de reciente creación (“startups”) y al asesoramiento jurídico en nuevos proyectos empresariales, con singular relevancia en los campos de la propiedad intelectual e industrial.